Mi plan de acción

Mi plan de acción

No fue fácil pasar a la acción porque como os imaginaréis, implica muchas más cosas que el hecho de estar decidido. No puedes dejarlo todo sin un plan previo… y eso es lo que os voy a contar a continuación, mi plan a grandes rasgos. Poco a poco iré detallando todos los procesos vividos y que me quedan por vivir.

Tenía claro que quería aprovechar el año para varias cosas:

  1. Crear mi propio negocio
  2. Encontrar un camino diferente al que hasta ahora estaba llevando en el tema laboral
  3. Enfrentarme a mis miedos
  4. Hacer el viaje de mi vida

Con esas objetivos en mente, ya podía empezar a organizarme un poco más.

Y os preguntaréis, ¿por qué razón no puedes enfrentarte a tus miedos o hacer el viaje de tu vida teniendo tu propio trabajo?. Claro que puedes, de hecho, ¡debes! Pero en mi caso, no lo hacía al 100%. Os lo detallaré en otro post un poco mas adelante.

La parte económica

Si vas a pasar por un período de tu vida en el que no vas a generar ingresos, tienes que contar con un colchón que pueda salvarte el culo en un momento puntual. Para ello, meses antes de tomar la decisión me apreté el cinturón y empecé a generar esa bolsa. Para mi esto es imprescindible porque en cualquier momento de la vida, puede llegarte una “sorpresa” inesperada, que puede hacer bajar tu cuenta en algunos cientos de euros.

Contar con esa bolsa y poder disponer del paro durante poco mas de uno año (inicialmente), es algo que me tranquilizaba. Así que la parte económica ya estaba cubierta.

Algunos de vosotros diréis, ya pero es que yo cobro solo x euros, y no me da para ahorrar. Os aseguro que se puede. Solo tenéis que revisar vuestro método de ahorro. Con la vida he aprendido que siempre nos adaptamos a lo que tenemos. Si queréis que os eche una mano con el tema ahorro, podéis contactar conmigo por privado y os daré algunos consejos.

Por otra parte, para minimizar gastos, consulté con mi madre la opción de volver a su casa de forma temporal durante algunos meses. Obviamente ella accedió sin problemas, así que aquí me tenéis con 34 años y de vuelta a casa de mi madre. Se que es algo temporal, y ambos estamos encantados, así que no te fustigues por eso, tan solo disfruta de tu camino.

Fechas clave

Los primeros 2 meses de mi “nueva vida”, tan solo me dediqué a disfrutarla. A hacer simplemente lo que me apetecía. No os podéis ni imaginar la cantidad de cosas que noté… por tan solo saber que no tengo obligaciones de tipo laboral, que puedo hacer lo que quiera, cuando quiera… empecé a disfrutar de la vida de otra forma.

Desde disfrutar de un café a las 7 de la tarde sin miedo a no poder dormir esa noche… disfrutar de los domingos como un día mas, no como el día previo a empezar otra dura semana,… tener tiempo para reunirme con gente que hacía tiempo que no veía, gracias a disponer de mucho mas tiempo… empezar a dormir mejor y levantarme mucho mas descansado, incluso durmiendo las mismas horas.

Pero claro, si tenía ciertos objetivos en mente no podía dedicarme solo a eso. Así que en el nuevo año, Enero de 2018, empecé a:

  1. Levantarme temprano (6:30 todos los días)
  2. Meditar
  3. Hacer deporte
  4. Acercarme al mundo del voluntariado, algo que siempre había tenido pendiente
  5. Rodearme de emprendedores
  6. Trabajar en proyectos personales, entre ellos, este blog
  7. Formarme en diferentes materias

Resumiendo, ¡ponerme en marcha!. Abrir mi mente, abrirme a oportunidades,… no sabéis lo que se disfruta de ese tiempo.

El viaje (Abril 2018)

Tenía claro que dentro de este año, quería hacer un gran viaje. De esos en los que te enfrentas a tus miedos, en los que te pones a prueba, en los que abres la mente… y tenía un país en mente desde hacía muchísimo tiempo, Nepal.

Hace tiempo que lo descubrí gracias a Jesus Calleja, y me enamoró lo que vi a través de TV. Leí mas acerca de él y cada vez tenía mas ganas de ir. Tomar la decisión de emprender este viaje, solo, también fue algo que me costó mucho. Al principio pensé en hacer un viaje mas largo, mas países, no tenía claro que… pero oye, se que haga lo que haga estaré contento. Debido a mi situación no puedo permitirme estar fuera demasiado tiempo, así que decidí irme durante mes y medio a Nepal.

Gracias a https://www.workaway.info, podré ayudar en proyectos locales y sumergirme en la cultura local. Así que una vez decidido, solo queda planificar.

Como podéis ver, no tengo una planificación milimétrica, al menos no es lo que quería, pero si tenía fechas clave y metas que he ido marcando para aprovechar este tiempo al máximo.

¿Queréis saber algo más? No lo dudes, y déjame tu comentario al respecto.

Deja un comentario